¡Respirar es fluir en el movimiento, es fluir con la vida!

Respirar es fluir

“Cuando la gente me pregunta qué es lo más importante en la vida,

respondo: ‘Solo respira».  Yoko Ono

 

En nuestro anterior artículo vimos cómo la respiración es mucho más que un simple intercambio de gases, mucho más que la combustión del motor de nuestro vehículo de vida, el cuerpo. Lo cierto es que, el dominio inteligente de la facultad de respirar beneficia a la salud tanto física, psíquica como espiritual; mientras que una respiración descuidada acorta nuestros días, mengua nuestra vitalidad, inteligencia y bienestar, colocándonos en condiciones de ser presa fácil de muchas dolencias y enfermedades. Por ello, con el conocimiento ancestral de oriente, unido a la práctica de occidente, podemos descubrir y experimentar con nuestra propia práctica personal los beneficios profundos de la “respiración consciente”.

 

“Respirar, según yo, corresponde a hacerse cargo de la propia vida”.  Luce Irigaray.

 

La “respiración consciente” nos conduce a una óptima salud física, también hacia la experimentación, comprensión y manejo de los mecanismos que nos llevan al logro del dominio del equipo mente-cuerpo.

Una respiración deficiente implica una cantidad insuficiente de oxígeno, lo cual redunda en una nutrición, eliminación y salud imperfectas. Quienes respiran bien tienen menos probabilidades de resfriarse, y generalmente poseen gran abundancia de sangre bien oxigenada, lo que aumenta la resistencia en general, y por supuesto a los cambios de temperatura.

Los órganos y músculos se ejercitan en el acto de respirar, por lo que, cuando la respiración es incompleta, no todas las células de los pulmones entran en funcionamiento, perdiendo así parte de su capacidad pulmonar, afectando en la misma medida a todo el equipo Mente-Cuerpo con esa falta de oxigenación.

 

“Dale oxígeno a tus ambiciones, tus deseos, tus metas, tus relaciones”. Steve Maraboli.

 

Es muy importante también saber y comprender que lo que respiramos es mucho más que aire, nitrógeno, oxígeno y argón, (sí, sí, como la canción de Mecano, “Aire”) y por sobre todo descubrir y comprobar que la oxigenación de la sangre no es la única transformación que ocurre al respirar, y es que una respiración consciente tiene efectos fantásticos sobre la energía del cuerpo y la mente del ser humano.

“Los expertos, tanto de oriente como occidente, coinciden en que la relación entre la respiración natural y la salud es evidente, directa y explicable. Occidente demuestra que la salud física depende en gran medida de una respiración correcta; oriente lo afirma y agrega que además del beneficio físico, derivado de una respiración normal, conociendo y practicando la “ciencia de la respiración” es posible acrecentar:

  • Energía mental
  • Claridad de visión
  • Felicidad
  • Dominio de sí mismo
  • Principios
  • Perfeccionamiento espiritual

 

«El alma vive, vive en la respiración».  Rumi

 

¿Y qué es lo que respiramos?

Químicamente hablando, lo que respiramos es una mezcla de Nitrógeno, Oxígeno, Dióxido de Carbono, Argón, Hidrógeno y otros gases.

Y lo siguiente que se me ocurre preguntar es:

¿Y es esta combinación la que nos inyecta energía de vida?

Pues en principio podríamos pensar que sí, pero, ¿qué es lo que hace que la chispa de la vida emerja? ¿Cuál es ese principio activo que nos inyecta vida y fuerza vital, no sólo a nosotros humanos, también a todo lo que existe en nuestro mundo, bajo el agua, sobre la tierra y en sus mismas profundidades?

Las mas ancestrales y milenarias civilizaciones le llaman “prana”

 

“Prana es el nombre con que designamos un principio universal, el cual es la esencia de todo movimiento, fuerza o energía, ya se manifieste como gravitación, electricidad, revolución planetaria o cualquiera forma de vida, desde la más elevada a la más inferior. Puede ser llamado el alma de la Fuerza y de la Energía en todas sus manifestaciones, o aquel principio que operando de cierta manera produce la forma de actividad que acompaña la vida”

La Ciencia Hindú de la Respiración.

Yogui Ramacharaka (William Walker Atkinson)

 

“El prana es energía, la energía vital en nosotros, la vida en nosotros. Esta vida se manifiesta a sí misma, por lo que al cuerpo físico concierne, como el aliento entrante y saliente. Son dos extremos opuestos. Los consideramos como uno solo. Decimos, «respiración», pero la respiración tiene dos extremos: la inspiración y la expiración. Toda energía tiene dos extremos, toda energía existe entre dos polos opuestos. No puede existir de otra forma. Los polos opuestos con su tensión y su armonía, crean la energía; como los polos magnéticos”

Osho

 

“El pensamiento es en sí mismo energía. En el cuerpo mental la energía se manifiesta como la llegada del pensamiento y la desaparición del pensamiento. En el cuerpo físico se manifiesta como la inhalación y la exhalación. Por eso puedes cambiar tus pensamientos con la respiración. Existe una correspondencia.”

Osho

 

En nuestra próxima entrega continuaremos con Prana y Pranayamas, profundizando en el porqué de su importancia y práctica son vitales para la sincronización del equipo Mente-Cuerpo.

 

Déjame saber tus inquietudes, preguntas, dudas, comentarios sobre este tema; recuerda que cuando uno de nosotros tiene algo en mente, muchos más también, y al manifestarnos otros también se moverán.

 

Déjame tus comentarios aquí o escríbeme a [email protected]

 

Te envío un caluroso Emoabrazo

🙏Om Shanti 🙏

 

 

 


La Respiración

Estoy en este momento frente a la pantalla del PC, dando inicio a este escrito acerca de la respiración, y lo primero que surge en mi mente es la palabra “fluidez”, y es que la respiración en si misma es fluidez, de lo contrario es bloqueo, interrupción, alteración, muerte.

Respirar es nuestra función original y más importante; cuando llegamos al mundo lo hacemos absorbiendo, inhalando una gran bocanada de aire, que en un grito llena nuestros pulmones y nos llena de vida, nos vamos emitiendo una última exhalación, cesa la respiración y acaba la vida.

Respiramos aire, en una combinación perfecta de nitrógeno N, oxígeno O, dióxido de carbono CO2 y otros gases para el desarrollo de todo ser vivo sobre la faz de la tierra.

Pero, ¿qué es exactamente la respiración y por qué es tan vital para la vida de cualquier ser sintiente sobre este planeta azul?

Veamos algunas definiciones y/o conceptos:

 

  • La respiración es un proceso fisicoquímico de obtención de energía de los seres vivos (principalmente animales), que consiste en la entrada de oxígeno al organismo y la expulsión de dióxido de carbono y (vapor de) agua.
  • Fuente: https://www.caracteristicas.co/respiracion/

 

  • Se llama respiración al proceso mediante el cual los seres vivos intercambian gases con el medio externo. Consiste en la entrada de oxígeno al cuerpo de un ser vivo y la salida de dióxido de carbono de este mismo. Es indispensable para la vida de los organismos aeróbicos. 
  • Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Respiraci%C3%B3n

 

En líneas generales, al buscar definiciones sobre la respiración, encontramos conceptos que nos conducen a procesos fisicoquímicos de obtención de energía, intercambio de gases y poco más. Desgranemos un poco más estos conceptos.

En este punto nos queda claro que la respiración es vital para la obtención de energía, es decir para el movimiento, Okey.

Si seguimos explorando, buscando, nos encontramos con la definición de culturas orientales sobre la respiración:

“El prana o Ki es la energía vital, necesaria para la vida. Está presente en todos los procesos vitales, es alimento para la digestión, la circulación y, por supuesto para la respiración”

El Yogui Ramacharaka, seudónimo de William Walker Atkinson (1862-1932), nos dice en su libro “La Ciencia Hindú de la Respiración”:

“No solamente el hombre depende de la respiración para vivir, sino que también y en gran parte de los hábitos correctos de respirar, que son los que han de dar vitalidad perfecta e inmunidad contra las enfermedades.”

En definitiva, hasta ahora podemos entender que el proceso de respiración se trata de la obtención de energía, también que esa energía es dinámica, es movimiento. Para ejecutar cualquier movimiento necesitamos de la respiración. Para los procesos digestivos, para el movimiento de la linfa, la circulación sanguínea, la concentración, los pensamientos, en todos estos procesos necesitamos una combustión eficiente. La respiración es nuestro mecanismo principal de combustión, es por ello que se puede vivir sin comer, mas no sin respirar.

La respiración también es nuestra herramienta de conexión consciente; desde la observación, utilizando el foco sobre la respiración, nos sirve como vehículo de viaje, tanto corporal como a través de nuestros cuerpos energéticos, así como interdimencionales. La respiración es nuestro alimento energético y combustible de viaje.

Visto de esta forma quizá podamos comprender que la respiración, por una parte, es el mecanismo y proceso de obtención de energía, en este caso de “prana o Ki”, y por otra parte es nuestra herramienta guía, es el vehículo que nos conduce a través del proceso de observación, tanto exterior como interior.

La respiración para las culturas orientales es un proceso verdaderamente vital, fundamental para una vida saludable y de bienestar. Para los principales sistemas de salud oriental, la respiración forma parte fundamental de las terapias, tanto del mantenimiento de la salud, el vigor juvenil y la claridad mental. El ejercicio no es solo una práctica mecánica de mantenimiento corporal, la respiración consciente lo convierte en un proceso de conexión consciente entre la mente y el cuerpo, pues si no se conectan y sincronizan, la tendencia será a que la mente esté a ratos en compañía del cuerpo y en otros ratos de paseo por otros espacios y dimensiones, lo cual irá en detrimento de la salud de aquel desconectado equipo Mente-Cuerpo.

InCorpóreaMente es un punto, un encuentro, es la conjunción de mis años de aprendizaje, de experiencias regaladas y compartidas por cientos de clientes, alumnos, amigos o simples conocidos, y gente con quienes me he cruzado, quizá tan solo unos instantes, a través de los cuales he podido observar, más allá de lo aparente,  que la respiración es el indicador de sucesos, de sutilezas, tanto como de impactos que alteran no solo nuestras emociones, también muestran sus marcas en nuestro cuerpo con cosas tan simples y comunes como una contractura, y más profundas como la falta de concentración y/o claridad mental, y el inicio de una patología.

Cuando recibimos un impacto físico la respiración lo muestra al unísono, tanto como si es emocional. Y cuando se trata de retornar a la salud y al bienestar el proceso es también con la respiración.

La Mente y el Cuerpo se comunican y comprenden a través de la respiración, por ello la respiración consciente es una herramienta de Atención Plena que nos guía, sincroniza y une.

 

¿Te gustaría saber más sobre la respiración y cómo unir y sincronizar nuestra Mente-Cuerpo?

 

Me gustaría saber más sobre tus gustos y necesidades. Déjame tus comentarios aquí o escríbeme a [email protected]

 

Te envío un caluroso Emoabrazo

🙏Om Shanti